Páginas

15 mar. 2019

Taller bilingüe de Primeros Auxilios

Hay personas que son buenos profesionales; algunas que son excelentes comunicadoras; otras poseen una pedagogía innata, y unas pocas que disfrutan de ser portadoras de una empatía, paciencia  y altruismo considerable. Y finalmente están las que tienen todas esas cualidades. Elena Sánchez es una de ellas.



Médico de familia desde hace más de quince años, y con un interés por mejorar su competencia comunicativa en inglés, entre otras muchas cosas, nos dio un taller de Primeros Auxilios que impartió en inglés en su parte teórica, y nos explicó en español en su parte práctica.


Elena vivió en un ambiente multicultural desde su infancia, ya que su padre es español y su madre suiza. Además, sus progenitores también tienen orígenes distintos: chileno y suiza. Después de estudiar en la Universidad de La Laguna la Licenciatura de Medicina , cursando rotación Erasmus en el 6º año en Renners (Bretaña Francesa), preparó el examen MIR en Asturias y cursó la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria en la Unidad Docente del Hospital Nuestra Señora de La Candelaria. Desde entonces ha trabajado para el SCS mientras usaba su tiempo libre para viajar y estudiar distintas disciplinas. Actualmente desempeña su actividad laboral en un servicio de urgencias extra-hospitalario de Tenerife.



Al principio captó la atención del alumnado contándoles un poco de su vida y su relación con el idioma, enfatizando siempre la importancia de hablar una lengua extranjera para cualquier trabajo y situación comunicativa y social. Después nos hizo reflexionar sobre la importancia de ser cívicos e intentar ayudar en cualquier situación de emergencia que nos podamos encontrar en la calle. El contexto de los recientes Carnavales sirvió para ubicarnos en un escenario real en el que se producen desgraciadamente muchos accidentes y en donde la colaboración ciudadana puede llegar a ser vital. 



En la primera parte teórica recorrimos con la ayuda de una presentación audiovisual las diferentes ocasiones en las que nuestra intervención, ya sea simplemente aislando a las personas para crear un perímetro de seguridad, o realizando una llamada telefónica a los servicios de emergencia, puede resultar de enorme importancia para prevenir unas complicaciones mayores. En este sentido, fue muy significativo el percatarnos del hecho de que algunos alumnos desconocían que las llamadas a servicios de emergencia se pueden realizar desde cualquier teléfono, independientemente del saldo que se tenga en los mismos.


Con una metodología interactiva y mediante roleplays de diferentes emergencias, aprendimos a realizar una RCP básica, la maniobra de Heimlich ante atragantamientos, y a colocar a los accidentados en la posición lateral de seguridad, que no compromete su integridad y le protege de posibles daños.



Gracias, Elena, por compartir tus conocimientos y valioso tiempo con nosotros en nuestro ciclo de "Gente interesante para gente interesada"