Páginas

3/2/2014

Visita a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática

La semana pasada pudimos visitar en dos ocasiones la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, como parte complementaria y extraescolar de la materia de Tecnología Informática que tenemos en la educación de adultos. Cargados de ilusión por ver la Facultad por dentro, y después de haber investigado sobre los estudios que se podían cursar en la ETS y los proyectos que se realizan en la misma, organizamos la visita para los grupos de las aulas externas de los grupos semi-presenciales de La Cuesta y Ataretaco.


Quien actuó como anfitriona fue la profesora Carina González, que –además de amiga de muchos años- es una excelente profesional en el campo de la ingeniería informática. Como muestra de su extenso curriculum, recogemos aquí parte de la información que nos ofrece la página de la ULL sobre ella:
Doctora en Informática (2001) por la Universidad de La Laguna en el tema “Sistema tutorial inteligente para niños con discapacidades intelectuales y cognitivas”. Es Profesora Contratada Dr. del Departamento de Ingeniería en Sistemas y Automática de la Universidad de La Laguna. Ha recibido distintas acreditaciones por agencias de evaluación de la calidad. En cuanto a su experiencia investigadora tiene reconocidos 2 Sexenios de Investigación por la Comisión Nacional Evaluadora de la Actividad Investigadora (CNEAI) (fecha de reconocimiento 08/09/2009), de su calidad docente, con una calificación de EXCELENTE (Programa DOCENTIA) de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) (2012). Tiene la ACREDITACION NACIONAL de PROFESORA TITULAR DE UNIVERSIDAD (ANECA) (2011).


Servidores de la ULL
Actualmente es Directora de la Cátedra de Cultura Digital Interactiva del Vicerrectorado de Relaciones Universidad-Sociedad de la ULL.
Asimismo, es Directora Interuniversitario (Universidad de La Laguna-Universidad Oberta de Catalunya) del Master en Creación de Videojuegos (http://creaciondevideojuegos.com) y del Máster en Interacción Persona-Computador (http://masteripo.es).
Asimismo, ha sido responsable de la creación e implantación del Centro de Producción de Contenidos Digitales de la Universidad de La Laguna (Programa Profesionales Digitales del Ministerio de Industria, Plan AVANZA, Ref. PC-TD-2009-3). Para su curriculum investigador les invitamos a navegar por la red, en donde encontrarán amplia información al respecto.


 Además de su incuestionable valor como docente, nosotros pudimos comprobar su enorme valor como persona, pues –a pesar de estar enferma con estos virus invernales que no se pueden combatir con ningún software- nos ofreció su mejor sonrisa y nos enseñó los diferentes departamentos, aulas y laboratorios que conforman la Facultad.

Robótica


Comprobamos de primera mano la ingente investigación que se está haciendo en la Escuela Técnica Superior de La laguna que repercute en distintos campos de la sociedad, desde la tecnología, la industria o la medicina, en especial en el campo de la oncología o con la infancia hospitalizada. 


En definitiva, resultó una visita muy enriquecedora e interesantísima para todos.



Muchas gracias, Carina, por dedicarnos una parte de tu valioso tiempo esta semana.
Grupo del Aula Externa de La Cuesta

Grupo del Aula Externa de Ataretaco

24/1/2014

Voluntariado europeo en las aulas de Ataretaco

Hoy hemos tenido una visita muy especial. Márta Várnagyi, voluntaria europea del Centro de Atención  Integral a Inmigrantes TARQUI, perteneciente a la Fundación Ataretaco , ubicado en la Calle Mª Luisa, nº 26 de Taco, nos ha venido a dar una charla sobre su país, Hungría, y sus costumbres culturales, dentro del Ciclo de Charlas “Gente interesante para gente interesada”.


Tras haber realizado un amplio recorrido -a pesar de su juventud- por un camino de estudios y experiencias, que le han llevado a estudiar en su momento Filología Húngara, Germanística y Relaciones Internacionales en su país (además de pasar un año en Alemania , donde aprendió alemán con una beca de estudios), Márta solicitó un año de voluntariado dentro de un programa de la Unión Europea, que le llevó a contactar con la Fundación y a ser seleccionada entre más de trescientos aspirantes al puesto.


Entre sus múltiples actividades se encuentran las clases de informática básica, la alfabetización, el inglés, clases de drama, así como su labor de ayudar en situaciones difíciles a los inmigrantes, intentando darle toda su ayuda para mejorar su calidad de vida y buscar soluciones a sus problemas. Ha sido, también, coordinadora de eventos de género y solidaridad para la World Student Christian Federation en Italia, y ha recibido formación en Austria sobre tráfico humano.

Muy querida por sus compañeros en la Fundación, Marta se ganó inmediatamente a los alumnos del aula externa de Ataretaco con su simpatía, su amabilidad y empatía que dejaba entrever de forma humilde desde sus primeras palabras. Nos acercó su país natal de una forma muy amena y didáctica, y concluyó su charla con un cuestionario tipo concurso de conocimientos sobre aspectos culturales y políticos de Hungría. Finalmente, la charla acabó con una simpática recreación de una boda húngara, y sus personajes típicos.



Fue una deliciosa manera de viajar a otras culturas. Gracias, Márta, por darnos a conocer tu país.


13/12/2013

Promoción 2012-2014 de alumnos del Ciclo de Auxiliares de Enfermería


Este curso tengo la fortuna de impartir clases de Lengua Extranjera en el Contexto Sanitario a los alumnos del Ciclo Semipresencial de Auxiliares de Enfermería.  Además de mi interés por los temas que tienen que ver con la prevención de la salud, se añade la circunstancia de que ya impartí este módulo hace muchos años en el I.E.S Magallanes, en Granadilla de Abona. En aquel entonces este módulo  se estrenaba en el ciclo y fue un tanto difícil adaptar el material y los contenidos a los alumnos que lo veían por primera vez. Además, tampoco había el extenso material bibliográfico que existe ahora para poder impartirlo adecuadamente.

Aunque en San Cristóbal  de La Laguna no hay tanta presencia extranjera como en el municipio sureño, lo cierto es que se hace cada vez más necesario el conocimiento del idioma que ha hecho de "lingua franca" y que se ha convertido en un lenguaje universal en todos los contextos sociales y políticos de nuestro mundo. En este sentido tengo que admitir que la respuesta del alumnado y su interés ha sido de lo más destacable, convirtiendo las clases en una oportunidad única para practicar el idioma y perder el miedo a trabajar con una lengua extranjera. La única pega es el escaso tiempo del que hemos dispuesto para trabajar y asimilar todos los contenidos de este inglés técnico.



Espero, al menos, haber despertado la curiosidad idiomática suficiente para animarles a seguir profundizando en el conocimiento y en el correcto manejo del idioma. Desde aquí les envío un cordial abrazo a todos navideño a mis alumnos, que acabaron la parte teórica del módulo el pasado 13 de diciembre.

23/11/2013

Violencia, ¿de qué género?


H
ace unos años escribí en una revista de educación un artículo titulado ‘La discriminación sexista en la escuela’. Analizaba allí como profesor la situación del alumnado femenino y desvelaba las posibles dudas que existían sobre el trato imparcial recibido. Para ello me documenté ampliamente y me esforcé por alcanzar una ansiada objetividad. El artículo nació de la necesidad de plasmarlo por escrito, en un momento en el que la educación en Canarias empezaba a empaparse de la denominada ‘coeducación’.
Cansado de observar cómo todo se quedaba en un simple maquillaje del lenguaje con el uso (o abuso) de los sufijos “os/as”, llegué a la conclusión de que todo se resumía en eso. Sin embargo, constaté cómo ─afortunadamente─ la escuela es en este sentido el lugar donde mayor igualdad encuentran ambos sexos. En una sociedad en la que sus políticos admiten sin rubor que las mujeres reciban incomprensiblemente un salario inferior por desempeñar el mismo trabajo no parece haber demasiado lugar para la esperanza.
Las limitaciones para su promoción laboral, la asimetría a favor del cambio en las mujeres y no en los hombres y el acoso sexual tampoco ayudan demasiado a lograr un mínimo de justicia social. Y es que todo se queda en palabras. Ya desde 1957 el tratado de Roma incluía en su artículo 14 el principio de igualdad y no discriminación por razón de sexo. La Constitución de 1978 dedica su artículo 14 al mismo principio. En 1995 firmaron 180 gobiernos un documento en la Conferencia de Pekín que reivindicaba la igualdad de sexos y denunciaba la ‘violence of gender’ (fue aquí donde se parió esta expresión que se nos coló como otro calco semántico del inglés). Este espíritu fue recogido posteriormente por la ONU en el Beijing + 5, en el año 2000, el mismo año que escribí el mencionado artículo.
Claro que en aquel momento lo de la ‘violencia de género’ no había alcanzado la terrible dimensión que tiene hoy en día. No imaginaba yo por aquel entonces que esto se iba a convertir en violencia de género, número y caso: el pasado año murieron en nuestro país 52 mujeres víctimas de malos tratos, y en este año vamos ya por la escalofriante cifra de 44 “casos”.
Lo que no parece haber cambiado es la total impunidad con la que los agresores asesinan a sus víctimas. Las casas de acogida no son sino ‘posadas de la ignominia’ y del fracaso de un sistema que no sabe o no quiere acabar con esta lacra social, que encierra a la víctima y libera al asesino que nada tiene de presunto.

Probablemente serán ellas y sólo ellas empezando en la escuela, con su trabajo diario y desde los puestos más influyentes de la sociedad (cuando les permitan llegar) las que finalmente acaben con esta desgracia que como hombre me produce “vergüenza de género”.

(Publicado en el periódico "La Opinión de Tenerife", el 14/08/2003. Una vez más, desgraciadamente, las cosas no han cambiado mucho desde que lo escribí)

3/11/2013

¡Vamos al Teatro Guimerá!

El 29 de octubre pasado los alumnos del aula externa de la Fundación Ataretaco tuvieron ocasión de asistir a una representación teatral interesantísima y muy amena sobre el Juan Tenorio. Como cada año en estas fechas, los escenarios se llenaron de interpretaciones de este popular personaje, dentro de este mito tan español que forma parte de nuestra dramaturgia más castiza.



El título de la obra era "Desmontando a Don Juan", y lo que pretendía -como se decía ya en el título- era "desmontar" la figura del Don Juan, que es llevada a juicio -en este caso, divino- para, en tono de comedia, enfrentar a los personajes del Burlador de Sevilla, de Tirso de Molina, y el Don Juan Tenorio, de Zorrilla. Aunque separados por varios siglos, ambos personajes masculinos tienen muchas cosas en común que serán juzgadas en el escenario, con grandes de dosis y humor e ingenio por parte del guionista. 



Lo interesante de la propuesta es que, además de ser divertida y pedagógica, pone en tela de juicio el comportamiento vejatorio de ambos personajes hacia la figura de la mujer. 



Para algunos de los miembros del grupo ha sido la primera -y esperemos que no la última- ocasión de visitar un recinto tan emblemático del siglo XIX como es el Teatro Guimerá ,el más antiguo del archipiélago. Desde aquí agradecemos a los responsables del Organismo Autónomo de Cultura y a los gestores de la programación de teatro para escolares de esta edición 2013-2014 la oportunidad que han dado a nuestros alumnos del CEPA San Cristóbal de asistir con un precio y una atención muy especial.

Estamos seguros que, a partir de aquí, se habrá creado en ellos un interés por asistir a las funciones teatrales que lleguen a nuestras islas. ¡Enhorabuena a la compañía 2RC y sus actores!

9/9/2013

Síndrome del nido vacío


M

e equivoqué, al igual que la paloma de Alberti. Pensaba que cuando llegara la hora de llevar al niño al colegio por primera vez iba a sentir una enorme alegría y orgullo paternal, las tareas cotidianas se facilitarían considerablemente y pondríamos fin a toda esa anarquía doméstica que conlleva tener a esos ‘locos bajitos’ corriendo por la casa en busca del lugar más inverosímil donde dejar sus juguetes. No contaba  yo con la manifestación prematura de eso que llaman el ‘síndrome del nido vacío’, probablemente contagiados del pueblo americano, que encuentra un síndrome en cada disfunción mental con la que se tropiezan a diario. Recuerdo —o me ayudan a recordar— que en un momento similar hace muchos años me deshice en lágrimas y me aferré con todas las fuerzas de mi escasa edad a la falda de mi madre, preguntándome por su traición y buscando con el rabillo del ojo un lugar seguro donde esconderme. Hoy he tenido que ocultar en ellos una lágrima incipiente que se empeñaba en asomar y amenazaba con resbalar por mis mejillas, delante de toda la comunidad educativa con nuevos padres desamparados. Y eso que ahora programan un periodo de adaptación, y reciben a los alumnos de forma gradual. Lo malo es que a los padres no nos adaptan escalonadamente los sentimientos. Los que hemos pertenecido a ese grupo exiguo y privilegiado que ha disfrutado de su hijo sin tener que llevarlo a la guardería, con la inestimable ayuda de los abuelos, nos encontramos quizás más desvalidos ante este destete por decreto.

Me ha comentado una compañera que en algún país nórdico los niños comienzan en el colegio a edades más avanzadas. Consideran por allí que aprovechará más y mejor su formación con una mayor madurez. Aquí la etapa infantil es voluntaria, pero a ver quién es el guapo que aparece con su criatura a los seis años, cuando todos sus compañeros saben leer y escribir, y andan ya por la segunda hornada de dientes. A lo mejor hasta le dan la bienvenida en inglés, que para eso está en su currículo.

No sé si  mi dicotomía de profesor y padre ha originado una presbicia intelectual, provocada por un amor irrefrenable hacia mi hijo. Dentro de esta patología me llego a cuestionar si en esta sociedad, en la que estamos creando de niños cada vez más preparados, los padres nos estamos olvidando de dedicarle más tiempo a ellos y a sus juegos. Cuando veo las caras fatigadas de algunos que empatan el colegio con el comedor, las actividades extraescolares y la guardería, me da la impresión de que esta vida moderna no está demasiado bien montada. Tendremos que hacer un acto de fe y confiar en que, después de todo, nacemos de verdad con un ángel de la guarda que cuida nuestros pasos.
 
(Publicado en el periódico "La Opinión" el 11/11/2003)

1/9/2013

Vuelta al cole


M

e exasperaban, me ponían nervioso y hasta me irritaban, cuando era pequeño, esos anuncios publicitarios de los grandes almacenes que muestran las caras de unos niños felices por volver al cole. Henchidos de emoción y de una sobredosis de helados y otros excesos de un verano caluroso, parecen no poder contener la alegría de estar nuevamente entre pupitres, pizarras y compañeros de recreo. Sus padres, recuperados ya de la inexorable depresión después de pagar una fortuna en libros y material escolar por el regreso a la cultura de sus hijos, tampoco pueden ocultar la sonrisa que tímidamente asoma por la comisura de sus bocas, delatadora de la gran paz interior —y hasta exterior— que les va a suponer no tenerlos dando zancadas por la casa desde el alba hasta el ocaso. No sé si entre chiringuitos, garimbas y bocadillos con arena les ha dado tiempo de leer los datos publicados en la prensa con los resultados académicos de los niños canarios. Al parecer ocupamos los últimos puestos a la cola de las provincias españolas en todas las etapas educativas, desde la primaria  hasta la universidad. Me tranquiliza la explicación del viceconsejero de Educación, cuyo argumento es que estos datos son de hace tres años. ¿Recordará él lo que es una generación y un proceso de aprendizaje? Después del rebumbio de gente que se ha movido en su consejería debe haberle dedicado más tiempo a repasar las Matemáticas: sumar direcciones generales, multiplicar gastos de personal, dividir presupuestos y restar recursos no es una tarea fácil.

Me pregunto por dónde irá nadando ese Proyecto Medusa —más parecido a una aguaviva coja— que no termina de convertirnos en tecnológicamente competentes. A lo mejor es que el dinero se ha ido en habilitar a los maestros en Alemán y Francés. Al fin y al cabo, nuestra empresa del turismo necesita profesionales jóvenes, aunque sobradamente preparados que acomoden a los visitantes debidamente para que vean bien el asfalto desde sus hoteles. O quizás se ha destinado a las listas abiertas de profesores de Música, ahora que tenemos ese fastuoso auditorio donde terminarán tocando las orquestas gomeras (con perdón de mi suegra).

Recuerdo cómo, estando en un cargo directivo, tuve que llamar en cierta ocasión a un colegio vecino a ver si nos prestaban unas sillas y una pizarra. Esperando por las autoridades educativas, se nos acercaba el inicio de curso y nosotros pensando ya en pintar la pared de negro y asaltar el cien del barrio para poder tener asientos donde estudiar. El problema es que a las aulas prefabricadas no les iba bien ese color.

 De todas formas, me siento enormemente dichoso. Mi hijo comienza este año por primera vez su aventura estudiantil. Ahora espero ilusionado al día del Padre para que me traiga uno de esos regalos tan lindos hechos con las cosas de comer. ¡Viva el cole!.
 
(publicado en el periódico "La Opinión" el 5/09/2003)
 
NOTA: Parece mentira que, después de diez años de haber escrito este artículo, no haya cambiado demasiado la situación de la enseñanza en nuestro país y, en especial, en nuestras islas. De hecho, en un artículo publicado en la prensa de ayer, se nos informaba de que España ocupa el  puesto 30 entre los 34 países de la OCDE. Me imagino el puesto que ocuparemos los canarios en esa lista: probablemente, a la cola de lo bueno y a la cabeza de lo malo...)